Entrevista a los Spinning Plates

SPINNING PLATES aparecen en la escena musical independiente en el año 2001. Su música evoca a Ride, Blondie o Joy Division. Experimentación, gusto por la psicodelia e introspección dentro de un pop aderezado con dosis de ruido.

El grupo de indie rock, de Ciudad Real, sacó a la calle el pasado mes de enero su primer videoclip, Valentina´64. Su cantante y guitarra, Josué García y la directora del mismo, Alba Cantón nos desvelan los misterios de esta grabación en París.  

 ¿Cómo nace la idea de tener vuestro primer videoclip?
JOSUÉ: Todo nació por meternos en otro canal más de comunicación. Aparte de Myspace (myspace.com/spinningplatesindie) y redes sociales, también queríamos meternos en el amplio mundo de Youtube. Es como “si no estás en Youtube parece que no existes”. Sí que teníamos ya varios vídeos de conciertos grabados con la cámara de turno, pero queríamos algo más profesional,  como una buena apuesta para dar el empujón final a nuestro segundo LP.

¿Qué tema habéis elegido y por qué?
JOSUÉ: Ha sido “Valentina ’64”. Es en el de los que más creemos porque puede captar a todo tipo de público y también, como dice el guitarrista de Spinning Plates, Julián Rivas, es una “canción tributo a la mujer”. El nombre de “Valentina ’64” viene de Valentina Tereshkova, que fue la primera mujer que pisó el espacio. Además fue madre en el año 64 de una niña y por ahí va un poco la cosa. Es un modo de deciros lo mucho que nos gustáis (las mujeres). 

¿Aparece Valentina en el video?
JOSUÉ: Nosotros no somos de “chica típica en un videoclip”, pero surgió, espontáneamente, y por eso está ahí. Apareció una chica de repente y dijimos “pues esta es nuestra Valentina”.

¿Cómo fue la experiencia de grabar el videoclip?
JOSUÉ: Muy buena, tuvimos la suerte de contar con un equipo maravilloso de rodaje y producción, capitaneados por Camila Botero y Alba Cantón. Pero lo mejor de todo fue el equipo humano. Aunque sea lo que siempre se dice, en este caso es cierto, que tuvimos la suerte de contar con un equipo humano con el que no nos faltó de nada, desde una cama donde dormir, a un plato de spaghetti a las dos de la tarde o un café. Además de unas 7 personas, que siempre iban con nosotros: maquillaje, luces, cámara, producción…. Lo pasamos muy bien, aunque también fue muy duro.

¿Cómo planteasteis la idea de grabar el videoclip?
ALBA CANTÓN: Fue un autentico “brain storming”, una tormenta de ideas, donde todos nos adaptamos y la gran idea de las tarjetas hizo encajar todo. Queríamos hacer algo muy bonito visualmente.

¿Qué es eso de las tarjetas?
ALBA CANTÓN: Queríamos que hubiera una línea a seguir, no imágenes porque sí. Las tarjetas aparecen por toda la ciudad de Paris y hablan de la fuerza de la mujer en el mundo. Es un mensaje directo que pensamos entre todos, criticando la situación que ha tenido la mujer a lo largo de la historia.

¿Algún lugar mágico para el rodaje del videoclip?
ALBA CANTÓN: El lugar mágico por excelencia del videoclip está en un muro típico de París, en la misma plaza de Abbesses del barrio bohemio de Montmartr. Es especial y la escena lo requería.

 ¿Anécdotas?
ALBA Y JOSUÉ: Miles de anécdotas, pero es muy curioso que en el rodaje se habló en inglés. Llegamos de Ciudad Real y una vez allí parecíamos la Torre de Babel, cada uno con su lengua. En el equipo había un húngaro, dos mexicanos, un indio, una colombiana y nosotros, los españoles. Es una producción internacional, incluso la grabación y producción del disco, a manos de Pedro Cantudo, en Sequentialée Studio Andújar, Jaén.

¿Tenéis en mente otro futuro videoclip?
ALBA Y JOSUÉ: En unos meses saldrá a la calle un “making off” sorpresa, del que todavía no podemos contar mucho…

Por Alba Cantón.