Películas de medianoche


5) Ju-on (The Grudge)
(Takashi Shimizu, 2003).
Los primeros años de la década de los 2000 pasarán a la historia del cine de terror como el momento en que todo el mundo se enamoró de los fantasmas orientales. Puede que la mejor del lote fuera esta pesadilla coral y genuinamente inquietante: los gruñidos de su bebé maldito dan mucho más miedo que la Sadako de la saga The Ring. Tuvo secuelas, remake y secuelas del remake, pero ningún producto derivado estuvo a la altura del original.

 
 


4) Feast
(John Gulager, 2005).
Una película de terror hecha por y para fans de terror. Sus guionistas, Marcus Dunstan y Patrick Melton, demostraron conocer el género como la palma de su mano en esta auténtica orgía de sangre, mal gusto y humor metalingüístico. Tras este trampolín, la pareja de escritores pasó a hacerse cargo de la exitosa saga Saw, pero este año volverán al terror cachondo con la segunda parte de Piraña 3D. Si te gusta Feast, no te pierdas otras dos excelentes comedias de horror: Zombies Party y Slither.

 

 

 

3) Amanecer de los muertos (Zack Zinder, 2004).
El género zombi nació a finales de los sesenta, gozó de buena salud en las dos décadas siguientes y se desvaneció en los noventa. No obstante, un no-muerto nunca muere. Este remake del clásico de George A. Romero (¡zombis en el centro comercial!) gana con cada visionado, aunque es probable que el mérito de reactivar a los muertos vivientes en la cultura popular sea de Danny Boyle y sus 28 días después.

 
 


2) À l’intérieur
(Alexandre Bustillo y Julien Maury, 2007).
¡Ah, Francia! Cuna de los impresionistas, el amor cortés y algunas de las películas de terror más enfermas y perturbadoras de la última década. Esta no es, ni mucho menos, para todos los gustos: contiene escenas al límite de lo soportable, como esa cesárea casera que hizo desmayarse a más de un espectador. Si aceptas el reto que te propone, descubrirás una de las cintas más brutales y audaces de los últimos años.

 
 


1)
The Descent (Neil Marshall, 2005).
Para muchos, la mejor película de terror de la década. El británico Neil Marshall hace un excelente trabajo a la hora de narrar la odisea de un grupo de amigas atrapadas en unas cavernas infernales: por momentos, sientes que tú también estás allí dentro. Si a eso le añadimos unas criaturas que podríamos definir como primos caníbales de Gollum, tenemos la pesadilla perfecta para disfrutar en una noche de tormenta, con todas las luces apagadas y una manta bien a mano para cubrirnos los ojos.

Por Noel Ceballos, crítico de cine que actualmente trabaja en la revista Fotogramas.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s