Crítica de “El Ilusionista”

A finales de los años 50 los espectáculos tradicionales caen en picado por el auge de los grupos de rock and roll. Magos, acróbatas, ventrílocuos y otros artistas tienen que buscarse la vida en otros escenarios para poder subsistir. El Ilusionista no se rinde y pretende seguir adelante. Deja los grandes teatros por bares de pueblo. Y es allí donde conoce a una joven que le cambia la vida…

Bajo este dramático argumento se desarrolla la película de animación que homenajea a Jacques Tati, el genio francés de la comedia que escribió el guión de la película hace más de 50 años. El mismo guión que estuvo escondido en algún cajón del Centro Nacional de Cinematografía parisino a la espera de un redescubrimiento. Y fue su hija, Sophie Tatischeff la que hizo todo lo posible para que la historia viera la luz transformada en una película de animación que finalmente ha sido dirigida por Sylvain Chomet.

El resultado es una obra de buen gusto, delicada y sobrecogedora que sumerge al espectador a una época caótica y en pleno cambio. La archipremiada “El Ilusionista” es apta para los que les gusta vivir momentos tiernos y dramáticos en el cine. Una visión nihilista de la época, de la profesión. Para todos aquellos que alguna vez dijeron: Nada siempre es toda la verdad.

Por Paula Gómez.

 

Ficha Técnica

Dirección: Sylvain Chomet
Año de Producción: 2010
País: Francia
Duración: 76 min

 

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s