Crítica de “La Guerra de los Botones”

Ambientada en la Francia rural de los años finales de la II Guerra Mundial, “La Guerra de los Botones” no es sólo una adaptación de la novela de Louis Pergaud. Christophe Barratier (director también de Los Chicos del Coro y París, París) aporta una nueva visión histórica, que se mezcla con las inocentes peleas entre los niños de dos pueblos vecinos: Longeverne y Velrans.

Pergaud se inspiró en su propia vida como maestro rural para escribir y publicar La Guerra de los Botones en 1912. En este relato se describen las emboscadas que preparan los niños de un pueblo contra los de otro, y las humillaciones a las que sometían a sus rehenes, como la de arrebatar al enemigo todos sus botones, tirantes y cinturones para evitar que pudieran abrocharse la ropa. En este sentido, existe una diferencia con respecto a la novela, y es que el director no muestra a los niños desnudos “por razones obvias”.

No podían faltar en la trama las historias de amor: la de Simone (Laetitia Casta) y el maestro (Guillaume Canet) que se reencuentran años después de sus amoríos, y la de Lebrac (Jean Texier), el cabecilla de la banda de Longeverne, y Violette (Ilona Bachelier), una niña judía que huye del nazismo y es acogida por Simone, que conocen juntos el primer amor. De esta manera es como el director aporta el tinte histórico y político al guión de la película.

Prevalece el velo inocente que tienen los niños sobre la guerra. Tienen la idea de rebelarse contra todo y crear su propia república; pero a pesar de ello, las situaciones les llevan a comportarse, en ocasiones, como aquellos a los que critican y en lo que no se quieren convertir. Es la propia visión del director, que no ha dejado de mirar las cosas como un niño. Este hecho no se refleja solamente en esta película, sino también en su ópera prima: Los Chicos del Coro. A pesar de la dificultad que entraña rodar con niños, a Christophe Barratier tiene el secreto para rodearse de chicos en sus rodajes:No podemos adaptar a los niños a la gramática cinematográfica. Somos nosotros quienes tenemos que adaptarnos a la gramática de los niños.

Tanto es así que, antes del estreno de La Guerra de los Botones en España, se han hecho pases de la película y ruedas de prensa con el director en especial para colegios, en los que los alumnos han sido fotógrafos, periodistas y críticos de la película. “Es una pena que esto no se haya podido hacer en Francia”, lamenta Christophe Barratier, “porque no hubo tiempo desde que se terminó el montaje de la película y el estreno, que fue el 21 de septiembre”. Pero más allá de etiquetarse como una película familiar, romántica o política, La Guerra de los Botones es una historia sólida, totalmente creíble y de las que no termina en la pantalla de proyección, sino que permanece en la cabeza del espectador aún después de abandonar la sala.

Por Nani Ramirez.

Clément Godefroy y Christophe Barratier. Fotos: Nani Ramírez

Ficha técnica

Dirección: Christophe Barratier
Intérpretes: Guillaume Canet, Laetitia Casta, Kad Merad, Gerard Jugnot, Jean Texier, Ilona Bachelier, Climent Godefroy, Thomas Goldberg.
Año de producción: 2011
Nacionalidad: Francia
Duración: 100 min.

Anuncios

2 comentarios on “Crítica de “La Guerra de los Botones””


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s