Crítica de “Un dios salvaje”

Roman Polanski dirige con la maestría que le caracteriza esta adaptación de la obra teatral creada por Jasmina Reza. Los protagonistas, Penélope,  Nancy, Alan y Michael se reúnen para discutir, de forma pacífica y ejemplarizante, sobre el incidente que sus hijos, de poco más de once años, han protagonizado en un parque; uno de ellos ha desfigurado la cara y partido varios dientes al otro. Lo que comienza siendo una reunión agradable, termina convirtiéndose en un juicio sumarísimo en el que cada uno dicta su propia sentencia.

Un Dios Salvaje se aparta de lo ordinario, es una excepción entre lo común que nos hace reír en los mejores momentos y sonreír, como poco, en el resto. Hablo de un “batiburrillo” de sensaciones que se transmiten en la estrechez de un apartamento y un descansillo, en el que los protagonistas entablan conversaciones que les devuelven al interior cada vez que la pareja de invitados intenta largarse. Polanski devuelve así a los actores al “plató” principal demostrando de manera justificada, aunque no en todos los casos, el dominio de los giros argumentales.

Tras el primer intento de fuga comienzan a aparecer en escena los primeros reproches y contradicciones. Después de una primera imagen de cordialidad entre las familias el ambiente se vislumbra tenso. Comienza entonces a coger ritmo el argumento de la cinta que nos presenta situaciones tan patéticas como reales, y que nos demuestra hasta qué punto el ser humano puede resultar hipócrita y egoísta. La olla a presión estalla por esa mezcla de ingredientes y experiencias que abren un debate en el que los contertulios adoptarán incongruentes posicionessegún vaya avanzando el guión.

Kate Winslet y Christoph Waltz por un lado, y Jodie Foster y John C. Reilly por otro, dominan a la perfección cada uno de los registros que interpretan. Como en la vida misma, este cuarteto llega a la desinhibición más absoluta gracias a unas cuantas copas de whisky con hielo; pasan del amor al odio al ritmo en que se beben la modestia trago tras trago. “Un Dios Salvaje” es fiel reflejo de la oscuridad escondida tras esa vitrina de lo políticamente correcto, un monstruo que tanto criticamos pero que todos sabemos que ruge con fuerza en nuestro interior.

Por Guillermo Lerma.

Ficha Técnica
Dirección: Roman Polanski
Intérpretes:
Kate Winslet, Christoph Waltz, Jodie Foster, John C. Reilly
Nacionalidad:
Francia
Año de producción:
2011
Duracción: 
79 min.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s