Los ‘intríngulis’ del amor, a escena

Rodrigo Chiclana y Lucía Franco, conversando con Red Carpet / Foto: Carmen Duro

La comedia romántica es un género habitual y popular en las salas de cine, donde suele arrasar si se acompaña de un reparto potente. Rodrigo Chiclana y Lucía Franco se han atrevido con este género en formato teatral llevando al Teatro Café Arenal la divertida pieza de Rich Orloff ‘Idiotas románticos’ con dos factores determinantes que hacían de su estreno una incógnita: no son caras conocidas y no es una película americana de Julia Roberts. Hoy, a punto de cumplir un año, la calidad del espectáculo ha convencido al público madrileño y ha demostrado que un buen proyecto puede durar mucho más en la cartelera de un teatro que un producto refinado  por el márketing hollywoodiense en una sala de cine.

Transmiten serenidad y buena energía. Ambos son puntuales a su cita con Red Carpet en la puerta del Teatro Arenal y derrochan la misma química que en el escenario. Han compartido proyectos como ‘Museo Coconut’ o ‘La Pecera de Eva’, pero ‘Idiotas románticos’ es el punto donde se unen sus caminos profesionales.

Quizá sea en entornos reducidos donde mejor se refugia la magia, un encanto del que los protagonistas y directores de ‘Idiotas románticos’ pueden hacer gala, pues los 70 minutos de duración de la pieza dibujan una sonrisa permanente en el rostro del espectador. En ella interpretan los comportamientos humanos respecto a la búsqueda de la pareja ideal y retratan de manera cómica cómo actúan los hombres y las mujeres cuando se sienten atraídos por alguien para recordarnos lo estúpido y en muchas ocasiones surrealista de nuestras acciones.

Es una obra maravillosa que nos da la capacidad de interpretar a un montón de personajes con pocas necesidades técnicas”, describe Lucía Franco a poco menos de una hora para salir a escena. “Refleja hasta qué punto estamos dispuestos a seguir buscando el amor sin importar las veces que hayamos tropezado”, añade Rodrigo.

¿Cómo surge la idea de embarcaros en este proyecto?

Rodrigo: Lucía y yo nos conocemos de hace muchos años… [Ambos se miran y sonriendo exclaman a la vez: “¡Somos como un matrimonio!”]. La idea surge porque frente a esta realidad que tenemos los actores que dependemos de que nos llamen o no nos llamen… Decidimos generar nuestro propio trabajo. Empezamos a buscar material y algo que nos encajara hasta que dimos con esta obra. Nos gustó tanto que salió adelante enseguida.

¿Es la primera vez que dirigís y protagonizáis una pieza teatral?

Lucía: Rodrigo ya había dirigido alguna en el estudio donde nos conocimos, pero puede decirse que a nivel profesional ésta es la primera vez que lo hacemos. Producimos, dirigimos, protagonizamos… nos encargamos de todo.

Rodrigo: Fue un todo un reto… pero nos ha ayudado mucho que nos conozcamos tan bien el uno al otro.

Durante la entrevista, antes de subir al escenario / Foto: Carmen Duro

Os enfrentáis al reto de dibujar las relaciones ‘hombre – mujer’. ¿Ha resultado complicado?

Lucía: En esta obra todas las historias están “sacadas de madre”, lo que le da un punto super divertido, nunca te cansas de interpretar a los personajes. Eso sí, tuvimos un intenso y arduo ensayo…

Rodrigo: Pero bastante divertido a la vez. Con esta obra nos hemos divertido desde el minuto cero.

¿El hombre y la mujer están destinados a chocar o después de tanto tiempo ya habéis encontrado la clave para hacer que se entiendan?

Rodrigo: En esta obra analizamos la eterna pregunta “Qué quiere el hombre” y “Qué quiere la mujer”. Es obvio que en las relaciones siempre se mantiene un pulso. Como en la vida misma, en la obra hay momentos en que la mujer sale mejor parada y momentos en que es el hombre. Es imposible no identificarse con alguna de las situaciones que representamos.

'Idiotas románticos' en el escenario / Foto: Inés Ruiz

El sábado, ‘Idiotas románticos’ cumple un año ininterrumpido en cartel. ¿Veíais este horizonte cuando empezabais a darle forma al proyecto?

Lucía: Cuando empezamos decíamos “A ver si al menos dura un mes…”, pero hemos visto pasar mes tras mes y de que nos hemos querido dar cuenta ya ha pasado un año. Ha sido un viaje maravilloso, no podemos estar más felices.

Rodrigo: ¡Se nos ha pasado volando! Y eso significa que lo estamos disfrutando al límite. ¡Esperamos seguir aguatándonos el uno al otro por mucho tiempo! (risas)

¿Os atrevéis a hacer balance?

Lucía: El balance como actriz y como persona es maravilloso. El habernos buscado la vida, partir de cero dos actores prácticamente desconocidos y haber tenido tan buena respuesta del público… nos enorgullece un montón.

Rodrigo: Hemos tenido días de estar fatal, físicamente, incluso Lucía en una de las funciones con una afonía tremenda, pero la magia que tiene el teatro y lo que sientes al subir al escenario te hace salir adelante. ¡Y aquí seguiremos hasta que nos echen! Cuando eso pase, nos recorreremos todos los pueblos de España hasta que pase lo mismo (risas).

¿Entonces vais a empezar una gira por España?

Rodrigo: Aún no lo hemos planteado. De momento, seguiremos en Madrid…

Lucía: Está claro que nos encantaría.

La química de los actores sobre el escenario, su dinamismo y naturalidad, lo divertido de las historias y el entorno tan agradable del Teatro Café Arenal hacen de ‘Idiotas románticos’ una apuesta acertada para un sábado noche.


Por Vicente Rodrigo.

Anuncios

One Comment on “Los ‘intríngulis’ del amor, a escena”

  1. […] click en este enlace para leer la crítica de Red Carpet. Share this:TwitterFacebookLike this:LikeBe the first to like […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s