Red Carpet estrena nueva web, www.redcarpet-online.com

Después de un año trabajando en este blog nos mudamos a una web propia. Todos estos contenidos y muchos más los encontraréis a partir de ahora en:

www.redcarpet-online.com

Y recuerda seguirnos en las redes sociales, porque gracias a gente como tú seguimos adelante:

www.facebook.com/rcarpet

www.twitter.com/redcarpeteditor

Tampoco te olvides de visitar nuestros vídeos online en www.youtube.com/canalredcarpet


Marwan, el poeta de Aluche

Con 15 años se compró una guitarra y empezó a componer por necesidad, porque tal y como asegura él mismo: “no se puede hacer otra cosa con esos sentimientos”. Y le damos las gracias por hacerlo y poder así disfrutar de su música, sus letras y por qué no decirlo, del bueno rollo que hay en sus conciertos. Hoy descubrimos a Marwan.

De madre española y padre palestino, Marwan ha pasado toda su vida en el madrileño barrio de Aluche por donde se paseaba guitarra en mano, escuchando a cantautores españoles que le inspiraron en sus primeras canciones. Al principio fueron Silvio Rodríguez, Sabina o Serrat y más tarde Ismael Serrano, Tontxu, Pedro Guerra y otros como César Rodríguez Paco Bello, Carlos Chaouen, Luis Ramiro o Antonio de Pinto… artistas que realzaron un género que andaba olvidado.

Este Licenciado en Educación Física ha ido entrando poco a poco en el mundo de la música, de la que tan difícil es vivir. Sus influencias musicales han ido ampliándose con el tiempo, buscando nuevos estilos como la rumba, el bolero, el reggae. Le atraen artistas como Ben Harper, Quique González, Love of Lesbian, Anthony & The Johnsons o Tote King.

Su último disco “Las cosas que no pude responder” nos sumerge, al igual que lo hicieran los tres anteriores, en “su mundo”. Un lugar en el que los sentimientos fluyen, los tristes y los alegres. Un rinconcito de paz en el que las letras llegan, las sientes y las comprendes. Canciones melancólicas unas y más divertidas otras. Tal y como es él, y tal y como son sus conciertos, en un momento se te cae una lágrima de emoción y al minuto siguiente no paras de reírte con sus ocurrencias.

Marwan no pertenece a ninguna discográfica, prefiere hacerlo todo por su cuenta con ayuda de su manager y amigos del mundo de la música. Todo ha sido a base de trabajo y muchas ganas por hacer disfrutar a su público. Aunque también asegura que Internet le ha dado parte de lo que tiene. Gracias a la red le han conocido incluso al otro lado del charco. Sus canciones suenan en rincones de todo el mundo, y lo mejor es que muchos de estos “oyentes casuales” van a sus conciertos y se convierten en seguidores.

Fotos: J. S. Matilla

Su pasión por escribir le ha llevado a publicar su primer libro de poemas: “La triste historia de tu cuerpo sobre el mío”. Marwan dice que hace poemas para contar lo que no puede de otro modo y por “una necesidad irremediable de comunicar. El mundo es demasiado bonito y demasiado feo como para no contarlo.”

A Marwan le sigue esperando por delante una intensa carrera musical que seguirá sacando una sonrisa o una lágrima contando todo lo bueno y lo malo de este mundo.

Por Patricia Olivares.


El retrato de la perfecta esposa

Dirigida por Quino Falero, ‘El manual de la buena esposa’ nos transporta a la época de los pololos, donde la mujer, educada para aparentar y no para vivir su vida, debía ser sirvienta del hogar y hacer  del matrimonio su objetivo único. Unas normas de conducta que desde los púlpitos, la prensa, la radio y las aulas de la Sección Femenina predicaban en pos de mantener la moderación y el recato e insistía en los peligros de entregarse a cualquier exceso o derroche…

Una comedia que habla, fundamentalmente, sobre la mujer española y los tiempos que le tocó vivir desde 1934 hasta 1977 y que está magistralmente presentada por tres mujeres: Llum Barrera (“Princesas”, “Diario de una Ninfómana”), Mariola Fuentes (“Hable con ella”, “Los Abrazos Rotos”) y una sorprendente Natalia Hernández (“La que se avecina”, “El Comisario”).

Dividida en varias historias, veremos pasar por el escenario niñas o jóvenes que aspiran a un puesto en la Sección Femenina, o aplicadas esposas que buscan la felicidad del cónyuge, o transgresoras de normas establecidas en religión o sexo… mujeres de diferentes edades, estratos sociales o comunidades en situaciones muy cotidianas, que junto a la voz de las tres actrices dibujan con detalle las “mujeres de posguerra”.

Las tres actrices se convierten en distintos personajes para representar esos modos de vida pertenecientes a este pasado no tan lejano. Temas como las relaciones matrimoniales, la educación, el deporte, la invasión de las suecas, la religión, la censura, la radio, la sexualidad y hasta los coros y danzas son tratados con sentido del humor, rozando a veces la parodia o la exageración, sin crear una crítica aparente, y dejando al público que saque sus propias conclusiones.

Para mayores y no tan mayores, esta original comedia hará reír a la vez que retrata y vuelve a descubrir a la mujer española de la época de nuestros abuelos.

‘El manual de la buena esposa’ se representa desde el pasado día 20 de enero de martes a domingo en el Teatro Lara.

Por Javier Fernández Valera. 


Una original forma de entender la Historia de España

¿Es posible contar la historia de nuestro país desde la Prehistoria hasta nuestros días en tan sólo 70 minutos? Este es el reto que se propone la compañía Seven Inks con un texto impecable de Ernesto Filardi. Todo comienza con una cómica pareja de seres primitivos que buscan una cueva en la que refugiarse hasta que reciben una inesperada visita. A partir de ahí, todo es una sucesión amena y entretenida de acontecimientos que repasan con anécdotas y rigor histórico los pasos que hemos ido dando hasta llegar al punto en el que nos encontramos.

El espectador sentirá cierto escepticismo mientras espera que comience el espectáculo, y es que parece demasiado inabarcable la tarea de contar en poco más de una hora algo que hemos intentado estudiar desde la infancia.  Sin embargo, sorprende lo sencillo que el autor hace el transcurso de los acontecimientos y el ingenio con que retrata y caricaturiza a cada personaje.

La llegada de los fenicios y los griegos, el esplendor y ocaso del Imperio romano en la península Ibérica, los Reyes Católicos y una divertidísima Juana ‘la Loca’, la incursión de Napoléon y su hermano por nuestro país, las guerras carlistas o los amoríos de Isabel II. Episodios clave de nuestra historia que hace un divertido repaso para los más necesitados de dosis de cultura general y a la vez un guiño a los que más saben de historia (Godoy, por ejemplo, aparece en escena con una naranja haciendo alusión al ramo de naranjas que envió a la reina María Luisa, su amante, durante un conflicto bélico con Portugal).
Es también todo un mérito tocar temas tan delicados como la Guerra Civil o el Franquismo sin despertar ningún tipo de sensibilidad porque tal y como afirma Iria Márquez, productora y ayudante de dirección, “es un texto que gusta a los de izquierdas y a los de derechas”.

Carlos Fapresto, Javi Rodenas y Luna Paredes interpretando la Edad Paleolítica / Fotos: Nani Ramírez

Los tres actores sobre los que recae todo el peso de la obra, Luna Paredes, Carlos Fapresto y Javi Rodenas hacen uso de un ingenio y una energía remarcables, llegando a interpretar hasta 70 personajes diferentes sin mostrar ápice alguno de despiste o cansancio.

Un repaso tan fugaz por nuestra historia da cuenta de todos los conflictos que nuestro país ha atravesado. Todas las rivalidades y luchas por el poder que no han llevado a ningún puerto y lo mucho que avanzaríamos si arrimásemos el hombro para olvidar diferencias y crecer juntos.

‘Historia de España en 70 minutos’ está a punto de cumplir su primer aniversario y se representa todos los sábados en el Teatro Café Arenal.

Por Vicente Rodrigo.


¿Por qué no un vinito? ¡Llega el microgastroteatro!

Ángela Durán y Javier Godino interpretan 'El último centavo de Hemingway / Foto: Microteatro por dinero

Gastrofestival 2012 ha aterrizado en Madrid con un amplio programa que engloba hasta al mundo de la cultura. En este caso, y debido al éxito del año pasado, la gastronomía se sumerge en el mundo del Microteatro para hacer un ciclo especial de dos semanas de duración con el vino como tema central.

La esencia del formato de Microteatro por dinero sigue intacta: se representarán pequeñas obras de teatro de unos 15 minutos de duración para no más de 15 espectadores, a los que obsequiará con una copa de vino en función de la sala que elijan.

Desde ayer, han tomado la escena un total de 5 obras, entre las que destaca la escrita y dirigida por Nancho Novo, ‘Álvaro o la fuerza del vino’, protagonizada por Teté Delgado y Vito Sanz, una peculiar comedia que centra su temática en torno al vino Albariño (inevitable guiño de Novo a su tierra).

‘Apalancada’ (bajo la dirección de Ana Risueño), ‘Superdotado’ (Miguel Alcantud), ‘Estocolmo’ (Fran Parra) y ‘El último centavo de Hemingway (Carmen Morey, protagonizada además por Javier Godino -lo recordarás por películas como ‘El secreto de sus ojos) son el resto de obras que completan el cartel de esta colaboración de Microteatro, el Gastrofestival y las Bodegas Ramón Bilbao.

Las obras permanecerán en cartel dos semanas, de martes a domingo a partir de hoy hasta el próximo 5 de febrero.

Por Vicente Rodrigo.


Drácula, un vampiro en la sala

Mina, la hija del Doctor Seward, tiene pesadillas con un horrendo ser de ojos rojos y con lobos y murciélagos. Su amiga del alma, Lucy, hija, a su vez del amigo de su padre, el Profesor Van Helsing, ha muerto en extrañas circunstancias. Mina está enferma, es una enfermedad desconocida, necesita sangre. Van Helsing llega al sanatorio psiquiátrico del Doctor Seward dispuesto a enterrar a su hija y salvar a Mina.

César Sánchez, Emilio Gutiérrez Caba, María Ruiz y Martiño Rivas en el salón del sanatorio / Fotos facilitadas por Ángel Galán.

La representación de lo oculto y el mundo de los espectros ha estado siempre presente en el arte, la literatura, el teatro y el cine. En los últimos años, esta fascinación parece haberse incrementado de tal manera que la inclusión del género teatral gótico y de terror está teniendo cada vez mayor auge, convirtiéndose en un caldo de cultivo ideal para volver a los clásicos o presentar nuevas producciones.

Dirigida por Eduardo Bazo y Jorge de Juan (‘La mujer de negro’), la historia nos sitúa en la casa del Doctor Seward en plena Inglaterra del siglo XIX. Gracias a la escenógrafa Carmen Castañón, el público intuye perfectamente las diferentes estancias del sanatorio aunque, debido a las características del propio escenario, también se perciben algunos cambios escenográficos que arrancan por unos instantes al público de la lúgubre historia de la que es testigo.

Uno de los reclamos más interesantes de la obra es la posibilidad de poder volver a ver a Ramón Langa encima de las tablas. En la oscuridad del escenario, aún se evoca al actor al que prestara su voz durante tantos años. Sin embargo, en el momento que aparece en escena vemos a un Conde más cortés, solícito y gallardo de lo que recordásemos de la novela original de Bram Stoker. Junto a él, Emilio Gutiérrez Caba, César Sánchez, Martiño Rivas, María Ruiz, Amparo Climent y Mario Zorrilla dan vida a los diferentes personajes que forman parte de este cuento sobrenatural en el que tratan de acabar con la compulsión que la pequeña Mina siente hacia el vampiro.

La obra cuenta con una gran afluencia de público atraído no sólo por el gusto por esta tipología de personaje sino más bien por una puesta en escena que introduce al público en una inquietante atmósfera gracias a pequeñas ilusiones y sutiles efectos especiales no apta para aquellas personas sensibles a estruendos o sobresaltos.

Drácula se representa en el Teatro Marquina de Madrid desde el pasado viernes 13 de enero.

Por Lara Padilla.


La extraña pareja: compañeros de piso condenados a aguantarse

Jack Lemmon y Walter Matthau o lo que es lo mismo, Juanjo Cucalón y Raúl Cimas son la extraña pareja. Dos divorciados con caracteres totalmente opuestos: el primero, un obsesionado por la limpieza y el orden y el segundo, un descuidado y poco higiénico que se ven obligados por las circunstancias a vivir juntos. Uno ensucia y el otro limpia, dos amigos abocados a la soledad que deciden compartir piso y penas.

Una obra muy conocida que escribió Neil Simon y que se llevó a la gran pantalla en 1968 con los magníficos Walter Matthau y Jack Lemmon como protagonistas. Otras tantas veces más la historia se representó en el teatro y ahora tenemos la suerte de ver una versión de Agustín Jiménez dirigida por Juan José Afonso.

El escenario es un piso de decoración sesentera, algo sencillo pero acogedor que nos mete muy bien en la historia. Sus protagonistas Óscar y Félix. El primero es el dueño de la casa, divorciado, desordenado y despreocupado. El segundo es un hombre a punto de separarse que le encanta limpiar, cocinar y ordenar. Les acompañan tres amigos más que comparten partidas de cartas, cervezas y penas, cómo no. La representación femenina viene por parte de dos vecinas francesas que protagonizan una de las escenas más divertidas de la obra.

Óscar es Raúl Cimas. Actor, guionista y cómico al que conocemos por sus apariciones en programas de televisión como La Hora Chanante, Muchachada Nui, Buenafuente o Museo Coconut. Ahora se estrena como protagonista de teatro y asegura que es “el papel soñado para un cómico.”

Félix es Juanjo Cucalón, un actor que a pesar de comenzar en el teatro estamos más acostumbrados a ver en la televisión. Ahora está en la serie Bandolera pero le hemos visto en otras como Los Serrano, Mis adorables vecinos, Aida, El comisario, Siete vidas y muchas más.

“La extraña pareja” es una comedia entrañable que habla sobre la amistad, la soledad, el amor, la convivencia y la libertad. Una historia que a pesar de tener décadas de existencia es muy cercana a la realidad y que en su mayor parte se mantiene bastante fiel a la película. Un clásico que vuelve a los escenarios y que merece la pena rememorar porque sigue divirtiendo y enterneciendo como el primer día.

 La extraña pareja se representa en el Teatro Reina Victoria de miércoles a domingo.

Por Patricia Olivares.